Función 3421

 

El calor

gira y gira

nuestros cuerpos

como esos

kebabs nocturnos

que comíamos

en Madrid,

hace mil años.

 

A mí me gusta

porque duermes

desnuda.

Y así,

puedo admirar

tu piel,

rozada por

los primeros rayos.

 

Y planear

como desplegaré

mi comparsa

de dedos, labios

y aliados varios,

por tu espalda,

tus interminables

piernas.

 

Para

acabar

en el

manantial

del que

surgen

todas

mis palabras.

 

Please reload

Recent Posts

April 17, 2019

November 15, 2018

August 29, 2018

Please reload

Archive

Please reload

Tags

Please reload

Contact

Follow

©2018 by 30 kilometres per second. Proudly created with Wix.com